Traducir

Norte

Ingrese una descripción para la imagen

La Fundación del poblado de Ahome data del 15 de Agosto de 1605 con la llegada a estas tierras del misionero Padre Pérez Ribas, pero hasta 1916 se crea como tal el Municipio de Ahome con cabecera municipal en la Villa de Ahome. No obstante, ya en 1903 Los Mochis se fundaba como ciudad y se desarrollaría a una velocidad mucho mayor, por lo que en 1935 pasaría a ser la nueva cabecera del gobierno municipal.

La llegada del Ing. Norteamericano Albert K. Owen a Topolobampo, quien veía a este territorio como la ciudad del futuro por su ubicación privilegiada, donde convergerían vías ferroviarias y marítimas hacia todo el mundo, iniciaría la formación de una ciudad y puerto que más tarde se convirtió en el puerto de altura de Topolobampo y los incios de la ciudad de Los Mochis. Pero no fue hasta 1901 cuando el norteamericano Benjamín F. Johnston, atraído por la idea de ciudad de Owen y ya poderoso en la región con su “United Sugar Company” manda trazar y construir una ciudad de calles amplias y rectas muy al estilo norteamericano alrededor de su Ingenio Azucarero, donde se desarrollando la que hoy es la progresista y moderna ciudad de Los Mochis.

Lugares históricos: - Ingenio Azucarero - Casa del Centenario. Capsula del tiempo - Casa de Cultura Prof. Conrado Espinoza - Museo Regional del Valle del Fuerte

No te puedes perder: - Jardín Botánico Parque Sinaloa - Pueblo Señorial Villa de Ahome - La Pérgola y Virgen del Valle en el Cerro de la Memoria - Puerto de Topolobampo, Isla de los Pájaros, Santuario de Delfines, Isla El Farallón. - Centro de Innovación y Educación - Playa El Maviri (Joya gastronómica del Mar de Cortés)

Tienes que vivir: - Fiestas de Cuaresma Mayo-Yoreme en los centros ceremoniales de San Miguel, La Florida y Ohuira. - Puerta de entrada a Barrancas del Cobre. CHEPE

Ingrese una descripción para la imagen

Fortaleza de la historia, la arquitectura y la perseverancia, esta joya colonial sinaloense de el noroeste mexicano guarda en su pasado los cimientos que la enaltecen. Primero como Villa de San Juan Bautista de Carapoa (1564), luego como Villa de San Felipe y Santiago (1583), y por último como El Fuerte de Montesclaros (1610), el deseo ferviente por levantar un gran pueblo pasó a constituirlo en cabecera de misión jesuita (s. XVII y XVIII) hasta encumbrarlo, en 1824, nada más ni nada menos que en la primera capital del Estado de Occidente, conformado por los territorios de Sonora y Sinaloa.

SEÑALES DE GRANDEZA

Rodeada de edificios que delatan apellidos de alcurnia en sus fachadas, la Plaza de Armas acapara la visita de fuertenses y visitantes, quienes la disfrutan sentados en sus bancas bajo la sombra de palmeras gigantescas, o caminando sus andadores que conducen a su quiosco entre fuentes de cantera. De dos plantas, portales, balcones y un gran patio central con arquería, el Palacio Municipal (construido entre 1903 y 1907) encabeza el catálogo arquitectónico con su imponente estructura recubierta en su totalidad de ladrillo rojo. También aledaño a la plaza, en 1854 se construye en cantera el Templo del Sagrado Corazón de Jesús, que destaca su altiva torre “de aguja” con sus históricas campanas.

A unos pasos del templo se localizan Los Portales (s. XVIII), agradable refugio para solazarse admirando la actividad cotidiana del pueblo mientras se disfruta de un café o comprando algún recuerdo en sus tiendas de artesanías. Cercano a éste se halla la Casa de la Cultura (s. XVIII) —ocupada en el pasado por jesuitas y posteriormente convertida en cárcel—, que cuenta con una biblioteca, una sala de exposiciones artísticas y presenta actividades culturales en sus Noches Bohemias.

El proyecto de restauración que actualmente se lleva a cabo en la ciudad, incorpora poco a poco añejos edificios con importante valor patrimonial, los cuales vendrán a sumarse a los que hoy podemos admirar como la Casa de los Constituyentes, la Casa Colorado, la Casa del Gral. Macías, la Casa de las Arcadias, la Casa de la Familia Orrantia y muchos más convertidos ahora en excelentes hoteles y restaurantes.

Ingrese una descripción para la imagen

Una mención especial merece el Museo del Fuerte. A principios del siglo XVII, debido a los constantes ataques de las tribus —sobre todo de los feroces zuaques— que se resistían a la conquista, los españoles levantaron, entre 1604 y 1616, una fortificación que sirviera para contenerlos, someterlos y pacificarlos. Ésta recibió el nombre de Fuerte de Montesclaros, alrededor de la cual se empezó a poblar la zona. Con el paso de los siglos, la fortaleza se deterioró hasta llegar a la ruina, pero en el 2001 se restauró para quedar como hoy la conocemos.

Como recinto cultural, el Museo del Fuerte presenta, en seis salas, una espléndida colección fotográfica de personajes de la región, objetos antiguos de uso común (armas, monedas, maquinaria, aparatos, etc.), piezas arqueológicas (hachas de piedra, puntas de flecha, ídolos prehispánicos, etc.), una muestra artesanal comunitaria y exposiciones artísticas temporales. Asimismo, en la parte alta cuenta con un mirador, desde donde se aprecia la ciudad y sus alrededores.

Lugares históricos

Ingrese una descripción para la imagen

  • Templo Sagrado del Corazón de Jesús
  • Palacio Municipal
  • No te lo puedes perder
  • Plaza de Armas
  • Los Portales
  • Casa de la Cultura
  • Museo el Fuerte
  • Malecón

Ingrese una descripción para la imagen

La región serrana del actual municipio de Choixse encontraba poblada por los Tzoes, Cinaloasy Huites, cuyos asentamientos se localizaban en las márgenes del río Zuaque, antes llamado de Carapaay hoy conocido como río Fuerte.

Con la entrada del capitán Francisco de Ibarra a Sinaloa en 1564, siguiendo el cauce del río Zuaque, se abre la posibilidad de explorar nuevas tierras y de conquistar a los pueblos indígenas situados en sus márgenes.

Ingrese una descripción para la imagen

En 1605 llega a la región el padre jesuita Cristóbal Villalta, que incursiona entre los Tzoesy catequiza a los indígenas fundando misiones en los pueblos de San Ignacio de Choix, San José de Toro, Huites, San Rafael en Baymenay Nuestra Señora de la Concepción en Baca, este último poblado quemado en 1625, cinco años después de que el sacerdote Villalta había sido removido de esas misiones.

Ingrese una descripción para la imagen

Lugares históricos:

  • Templo de San Ignacio de Loyola.
  • Ruinas de Iglesia misional de los Jesuitas en Baymena.
  • Ruinas de la Iglesia de Yecorato

No te puedes perder:

  • El Museo Reloj Mirador
  • La Bajada de Los Boteros
  • Aguas Termales en Aguacaliente de Baca.
  • Presa Luis Donaldo Colosio (Pesca deportiva)

Tienes que vivir:

  • Las fiestas pagano-religiosas de San Miguel de Baca.
  • Fiestas patronales (29 de Septiembre y 24 de Octubre),Semana Santa Indígena Mayo Yoreme en Baca y Baymena.
  • Comida: Guacavaqui, carne machaca, birria, lengua de res, capirotada, atole de cacahuate, leche atol y coricos.

Ingrese una descripción para la imagen

Fue fundada hace más de 400 años La antigua villa de Guasave fue elevada a la categoría de ciudad por medio del decreto número 118 de la XLI Legislatura de Sinaloa en agosto de 1954. Es considerada el "Corazón Agrícola de México“ también considerada como la frontera norte de Mesoamérica, el cruce entre Mesoamérica y Aridoamérica.

Ingrese una descripción para la imagen

Lugares históricos:

  • Zona Arqueológica de Pueblo Viejo
  • Zona Arqueolgica del Nío
  • Santuario de Nuestra Señora del Rosario

No te puedes perder:

  • Museo Comunitario de Tamazula
  • Playa Las Glorias(Cuna del Chicharrón de pescado),Boca del Rio, Playa Bellavista.
  • Bahía Navachiste
  • Bahía de Macapule
  • Bahía de Perihuete

Tienes que vivir:

  • El día de la Virgen del Rosario
  • Festejo del Aniversario de la Fundación de Guasave.
  • Festival Internacional de las Artes Bahía Navachiste Comida: pescados y mariscos, chiquelites, gallina pinta, barbacoa, quelites y tamales de elote.

Ingrese una descripción para la imagen

Si el nombre de este pueblo es causa de interrogantes, es porque tiene una poderosa razón histórica. Cuando los españoles llegaron al lugar (1583), ocupado por la nación de los sinaloas, lo bautizaron como Villa de San Felipe y Santiago de Sinaloa, nombre que se extendió a la entidad donde se asienta. Éste es el origen del patrimonio cultural de una pequeña ciudad serrana que convive con el pasado arquitectónico de sus edificios, con sus tradiciones que se aferran a perdurar, y con un marco natural que sólo espera tu visita para enamorar.

Aquí se construyó, en 1635, la primera misión y colegio jesuitas de Norteamérica. En 1770, su templo de ladrillo rojo cocido, conformado por tres naves y un campanario, fue destruido por una gran inundación provocada por el cercano río Sinaloa, quedando sólo la torre de su campanario con la insignia IHS y el monograma de la Virgen María. Sin lugar a dudas, ésta fue la madre de todas las misiones. El derrumbe ocasionó que en 1796 se construyera —ya en terreno elevado— el actual Templo de San Felipe y Santiago con las mismas características en tamaño y forma que el anterior, sólo que ahora con cantera gris en su nave central y capillas laterales. Aledaño a la plaza principal, el monumental edificio, todavía en uso, conserva numerosas muestras de arte sacro.

Ingrese una descripción para la imagen

A un lado del templo, entre calles empinadas, se localiza el Palacio Municipal. Construido en 1862, inicialmente albergó a la Escuela Benito Juárez. Un par de calles distante, la Casa de la Cultura, edificio donde viviera el médico y filántropo Luis G. de la Torre, es acopio de historia y recuerdos con su museo, que incluye instrumentos musicales e indumentaria étnicos, implementos antiguos y algunas piezas arqueológicas. El recinto también ofrece una biblioteca. (L-V de 8 a 19 hrs.; S de 8 a 16 hrs. Tel. 687 875 0360).

El esparcimiento al aire libre incluye caminatas por el Malecón entre frondosa vegetación, los paseos en catamarán por el río; la visita al Cerro de Monge, con su ermita y mirador panorámico; y la pesca deportiva en las presas Gustavo Díaz Ordaz y Guillermo Blake. En el municipio hay más de 12 mil miembros de la etnia mayo-yoreme, distribuidos en antiguas comunidades como La Playita de Casillas, Bacubirito Mezquite Alto, Ocoroni y Buchinari, entre otras, que mantienen intactas las costumbres ancestrales en sus fiestas, rituales, gastronomía y artesanía. La Dirección de Turismo (Tel. 687 875 0339 Ext. 116) ofrece todo el apoyo para que puedas conocerlos o, incluso, para darte la bienvenida —si vienes en grupo— con algún espectáculo cultural.

HUÉSPEDES ILUSTRES

Como un monumento histórico, en el Panteón Municipal encontrarás las tumbas de grandes personajes sinaloenses, entre ellas el cenotafio del precursor y Protomártir de la Revolución, Gabriel Leyva Solano.

Atractivos Turísticos:

  • Templo de San Felipe y Santiago. Templo de Ladrillo con cantera gris en su nave central y capillas laterales. Aledaño a la plaza principal, el monumental edificio, todavía en uso, conserva numerosas muestras de arte sacro.
  • Palacio Municipal. Construido en 1862, inicialmente albergó a la Escuela Benito Juárez.
  • Casa de la Cultura. Edificio donde viviera el médico y filantrópico Luis G. de la Torre, es acopio de historia y recuerdos con su museo, que incluye instrumentos musicales e indumentaria étnicos, implementos antiguos y algunas piezas arqueológicas. El recinto también ofrece una biblioteca.
  • Cerro del Monge, con su ermita y mirador panorámico.

Noticias

Conoce Sinaloa

Cargando...